hablayhechiza@gmail.com

Mis errores haciendo presentaciones

Esta fue la presentación. En la foto, luzco más preparada de lo que en realidad estaba :p

Como consultora, he tenido la oportunidad de hablar en público regularmente, para talleres, entrenamientos o presentaciones. Todas requieren un tipo de preparación, dependiendo del contenido, el propósito y la audiencia. Independiente de lo anterior: SIEMPRE necesito prepararme.

Hace unos meses, me invitaron a dar una presentación sobre un software. Me informaron cuál era el propósito y la audiencia esperada. Así que me preparé de acuerdo a ello. En las semanas anteriores al evento, la audiencia fue disminuyendo poco a poco debido a cancelaciones. Pensé que cancelarían también la presentación.

Al final, decidieron seguir adelante ya que habían 2 personas inscritas. Mi colega y yo, decidimos dar una presentación más personalizada y una sesión corta de preguntas y respuestas. Al final, eran nuestros clientes y teníamos confianza con ellos. Como te imaginarás, mi motivación disminuyó al igual que mi preparación.

Llegó el día y ¿qué crees? No eran 2 sino que 10 asistentes. Y no eran clientes, sino prospectos! por lo cual, el nivel de conocimiento sobre el software era CERO!

Comencé la presentación y ví sus caras llenas de incertidumbre, por un momento pensé que era mi acento, pero no: era el tópico! No tenían ni idea de lo que estaba hablando.

Hice un paréntesis durante la presentación y comencé a dar información básica, hice preguntas y dí un par de ejemplos. Por supuesto, mi ayuda visual no estaba preparada para esa situación y en el momento me tocó cambiar la estructura. Al final, sobreviví, pero no de la forma que yo hubiese querido.

Honestamente, no estaba preparada!

¿Qué aprendí?

*No importa si sólo 1 persona asistirá a mi presentación. Esa persona merece el MISMO respeto y preparación que 50 o 100.

*Mi contenido debe estar preparado para personas que no saben del tema.

“Si no puedes explicar algo de forma sencilla, es que ni tú mismo lo has entendido lo suficiente” Albert Einstein

*PREPARACIÓN

Así que “pan para tu matata” y prepárate!